El río Manzanares cobra vida

@CalaixA

Pasear por los alrededores del Manzanares a su paso por el centro de Madrid, con el perfil de la Almudena y el Palacio Real como telón de fondo resulta muy agradable, a pesar de lo nuboso y frío de esta mañana invernal. El río transcurre por un lecho arenoso y con un caudal bastante escaso, pero presenta un aspecto perceptiblemente limpio y, sobre todo, vivo.

Numerosas isletas se esparcen alternadamente a lo largo del cauce pobladas con abundantes eneas (Typha latifolia) y otras herbáceas. Nadando por las aguas o posados en las islas se ven numerosos pájaros, muchos pertenecientes a especies bastante frecuentes en ambientes urbanos, como el ánade real (Anas platyrhynchos) o la gaviota reidora (Larus ridibundus), pero también de distintas especies acuáticas más exigentes como la garza real (Ardea cinerea),​ la gallineta común (Gallinula choropus) o la garceta común (Egretta garzetta). Igualmente se pueden ver bancos de decenas de peces de varias especies, como el barbo (Luciobarbus bocagei), el gobio (Gobio gobio) o el alburno (Alburnus alburnus).

IMG_20171208_130132 (3).jpg

Vista del río entre la Pasarela Casa de Campo y la Presa número 4. Se distinguen distintas especies de aves: un cormorán en el centro, una gallineta común detrás de este, así como distintas gaviotas y ánades reales. (Madrid ciudad. Diciembre de 2017. Elaboración propia.)

No obstante, esta situación es relativamente nueva. El río Manzanares, a lo largo de las zonas urbanizadas de Madrid fue canalizado entre muros de granito o escolleras a lo largo de la primera mitad del siglo XX y, en consecuencia, perdió sus hábitats de ribera quedando en un entorno prácticamente inerte. Además de la impermeabilización de su cauce, desde 1955 las aguas del río quedaban retenidas por una sucesión de presas que daban al río una apariencia de mayor caudal, aunque con ello se quebraba toda dinámica fluvial natural. Incluso tras la finalización del proyecto Madrid Río, el cauce y riberas del río han seguido manteniendo este encauzamiento artificial. De hecho, el tramo urbano ha sido declarado como “Masa de Agua Muy Modificada” en el Plan Hidrológico del Tajo 2015-2021.

Con el fin de revertir esta situación, el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha el Plan de Renaturalización del río Manzanares a su paso por la ciudad de Madrid. Se trata de un plan elaborado en base a la propuesta de naturalización y restauración del río presentada por la organización Ecologistas en Acción en enero de 2016, que se está desarrollando en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Tajo. El Plan sigue, a su vez, las líneas de actuación marcadas por la legislación europea Marco del Agua (2000/60/CE) y la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos.

En síntesis, los principales objetivos de esta iniciativa son recuperar y conservar las funciones y procesos ecológicos propios del río, entre los que cabe subrayar su papel como conector ecológico de los hábitats situados aguas arriba y aguas abajo, y entre distintos espacios protegidos (Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, Parque Lineal del Manzanares, etc.). Así, se persigue la mejora de la biodiversidad de los tramos fluviales de actuación, a la vez que podrán reforzarse otros aspectos ambientales como la calidad de las aguas o del aire, gracias a una mayor funcionalidad de los ecosistemas riparios. Como resultado final se busca poner en valor este patrimonio ecológico, ambiental, paisajístico y social, integrándolo en el entorno urbano, como elemento vertebrador de la ciudad.

La primera actuación realizada por el Ayuntamiento fue la apertura de las compuertas de las siete presas del tramo urbano en mayo de 2016, con el fin de generar un régimen hidrológico más parecido al natural y recuperar las dinámicas fluviales de erosión y sedimentación. Los positivos resultados de esta fase inicial se han hecho visibles de forma muy rápida. Al respecto destaca que, en cuanto a la fauna, sus poblaciones se han visto incrementadas tanto en número como en diversidad de especies.

Para las siguientes fases del Plan, las principales actuaciones previstas son:

  • acerca de la morfología y naturalización de los márgenes del río, revegetando las escolleras con especies arbustivas y arbóreas de ribera autóctonas y de bajo mantenimiento (fresno (Fraxinus angustifolia), olmo (Ulmus minor), álamo blanco (Populus alba), aliso (Alnus glutinosa), etc.) o bien, creando orillas y meandros empleando materiales naturales, en los tramos con muros de granito;
  • retirada de las especies exóticas;
  • y acondicionamiento para el uso social del entorno, incluyendo la construcción de una vía peatonal y ciclista, así como la instalación de paneles informativos.

Cabe considerar que el Plan tendrá que jugar con los condicionantes existentes, entre los que resaltan: la limitación de espacio, la necesidad de controlar las avenidas y la presencia de un régimen hidrológico notablemente alterado y minado, que determina la disponibilidad hídrica para la vegetación.

Los trabajos de renaturalización del cauce y las escolleras ya se han puesto en marcha en un primer tramo del río, comprendido entre el puente de los Franceses y el puente de la Reina Victoria (de 1,3 km de longitud), cuyo proyecto, presupuestado en 1,2 millones de euros, fue presentado en agosto de 2016. En total contará con la plantación de 1.224 árboles, 3.235 arbustos y 12.372 estaquillas. Actualmente, los movimientos de tierras y trabajos estructurales son visibles en este tramo fluvial. Por otra parte, está previsto que se intervengan dos tramos más: uno que va desde el puente de la Reina Victoria hasta la presa nº 9 (de 5,6 km de largo) y otro que comprende un pequeño sector al sur (de 0,5 km), desde la presa nº 9 hasta el puente de la línea C5 de Cercanías-Nudo Sur.

IMG_20171208_132517 (2).jpg

Tramo en obras (entre el puente de los Franceses y el puente de la Reina Victoria). Se observa un nido de cormorán (Phalacrocorax carbo) en un árbol de la orilla derecha. (Madrid ciudad. Diciembre de 2017. Elaboración propia.)

Las actuaciones se están definiendo y desarrollando en el marco de un programa de información y participación activa ciudadana que busca la implicación de la ciudadanía madrileña y que las medidas establecidas sean comprendidas, apreciadas y mantenidas en el tiempo. Por otro lado, investigadores del Museo de Ciencias Naturales están cooperando con el Ayuntamiento con el fin de analizar el efecto de las distintas alternativas que se plantan sobre la recuperación y conservación de la fauna.

En síntesis, se puede concluir que se trata de un plan que puede ser muy beneficioso para la ciudad, especialmente en cuanto a las mejoras ecológicas y ambientales que persigue y, en consecuencia, aumentando la calidad de vida de las personas. Además, cabe remarcar que el Plan cuenta con distintos aspectos que se han planteado de forma muy consecuente. En este sentido, subrayo que el planteamiento general está fundamentado sobre la búsqueda de una mayor funcionalidad ecológica y ambiental, y de la potenciación de los beneficios que este cambio pueda aportar a las especies, entre ellas la nuestra. Ejemplo de ello es que explícitamente se persigue reforzar el rol de conector ecológico del río.

También esto se manifiesta en que se configurarán hábitats fluviales con diversidad de situaciones tanto a lo largo del río como particularmente en las zonas de escolleras, donde se ha querido dar cabida a especies vegetales con distintos portes, dotando a los ecosistemas de mayor diversidad y complejidad. Otro aspecto positivo a señalar es el hecho de que las alternativas planteadas con repercusiones directas para la fauna se analizaran a partir de estudios específicos, buscando las opciones más adecuadas.

Por el contrario, el Plan no es tan ambicioso en otras cuestiones. Por un lado, presta poca atención a las posibles sinergias con los parques y espacios verdes circundantes. Paseando por estos espacios aledaños se aprecia generalmente muy poca diversidad de especies vegetales, como también una falta de especies arbustivas que aumenten la complejidad ecológica. No obstante, para la renaturalización del río no se prevé ninguna actuación para reforzar los ecosistemas relacionados con éste, más allá de sus orillas. Si bien es comprensible que el Plan tenga limitaciones de presupuesto, se deja escapar la oportunidad de potenciar los procesos ecológicos a través de parques y áreas verdes, a la vez que se podría favorecer la entrada de una mayor biodiversidad faunística.

IMG_20171208_123910 (2).jpg

Área verde situada entre el río y la estación Príncipe Pío. Se hace patente la poca diversidad de especies y la baja complejidad ecológica. (Madrid ciudad. Diciembre de 2017. Elaboración propia.)

 

Otro aspecto que el Plan ha descuidado por el momento es que se asegure el mantenimiento de aquellos pies arbóreos de mayor antigüedad o envergadura y aquellos donde nidifican aves. El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha un programa de tala de árboles con problemas de salud que afecta de forma severa al barrio de Colonia del Manzanares, con 502 elementos a talar y una previsión inicial de replantar sólo 237. Y hay que tener en cuenta que, aunque las calles afectadas quedan fuera de las orillas del río, su relación con éste y su fauna es evidente. Sin embargo, no se han buscado alternativas para salvarlos, dados los importantes valores asociados a estos árboles: ambientales por su aporte de oxígeno y mitigación de la contaminación, ecológicos (por ejemplo, como nichos para especies de fauna), patrimoniales pues son elementos muy apreciados por los vecinos, etc. Se trata de valores que difícilmente se reemplacen con la plantación de pies jóvenes, ya que éstos pueden desempeñar las funciones citadas, pero a un nivel mucho menor.

Ante esta situación (que además fue agravada con la tala de 25 ejemplares sanos por error) ha surgido un movimiento vecinal llamado Plataforma Stop Tala que está luchando por el mantenimiento de los árboles de la zona, así como por la garantía de que cada elemento talado sea reemplazado por un nuevo árbol. Reclaman también la instalación de 502 cajas anidaderas para las trece especies de aves nidificantes, entre ellas tres en riesgo de extinción, que han visto desaparecer su hábitat con la tala. Sus peticiones han tenido una notable repercusión mediática y política, y ya están siendo escuchadas por el Ayuntamiento. Finalmente, parece que se está llegando a un punto de encuentro, que incluye la repoblación del 100% de los individuos talados.

En conclusión, el Plan de Renaturalización se trata de una iniciativa que aportará unos efectos muy positivos para la salud e integridad del Manzanares, beneficios que podrán revertir de forma directa en la población y la ciudad de Madrid. Para el éxito de las medidas planteadas es esencial el hecho de que están fundamentadas sobre la comprensión de las dinámicas ecológicas. Sin embargo, de momento el Plan carece de una visión transversal que relacione las medidas establecidas con los espacios verdes colindantes, lo que limitará de forma apreciable el alcance de las sinergias ecológicas y los beneficios ambientales asociados. De todas formas, esta mejora de la diversidad y complejidad ecológica de las áreas verdes próximas aún se puede plantear como una ampliación del Plan a futuro.

Clara Montaner Augé / 30 de diciembre de 2017

Fuentes

Ayuntamiento de Madrid, Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad. Plan de renaturalización del río Manzanares a su paso por la ciudad de Madrid. Mayo de 2016.

Ayuntamiento de Madrid, Diario de Madrid. Comienzan las obras de la I fase de renaturalización del Manzanares. 2 de agosto d 2017. https://diario.madrid.es/blog/notas-de-prensa/comienzan-las-obras-de-la-i-fase-de-renaturalizacion-del-manzanares/

Ecologistas en Acción. Plan de renaturalización del río Manzanares a su paso por la ciudad de Madrid. Enero de 2016.  https://www.ecologistasenaccion.org/article31545.html

Ecologistas en Acción. Explosión de vida en la naturalización del río Manzanares. Octubre de 2016. https://www.ecologistasenaccion.org/article32924.html

El País. La vida vuelve al río Manzanares. 25 de febrero de 2017. https://politica.elpais.com/politica/2017/02/24/diario_de_espana/1487955194_060967.html

El País. La colonia del Manzanares se rebela por la tala de 500 árboles. 25 de octubre de 2017. https://elpais.com/ccaa/2017/09/29/madrid/1506711900_925435.html

3 thoughts on “El río Manzanares cobra vida

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s